Balón … qué

OPINIÓN GP | FRANCISCO GONZÁLEZ GARCÍA | DESDE EL FONDO DE LA CÁRCEL

Muchos, diría que la mayoría, de los que vimos al Granada CF en sus años dorados de la Primera entendíamos que un balón se jugaba con los pies y no había otra manera. Así nos lo enseñaron nuestros padres que criados en años de hambre y miseria habían jugado con pelotas de trapo y no conocían otra cosa.

En el colegio me enseñaron, y no fue en la clase de gimnasia (entonces no había educación física), que había algo llamado balón…cesto; bueno más bien se llamaba mini-basket puesto que las canastas del verdadero baloncesto estaban tan altas, para niños de unos 11 o 12 años de los años 70, que aquello era imposible. Y reconozco que no me disgustaba aquel juego. Los resultados eran apretados cuando jugábamos contra la clase del grupo C (los del B eran muy malos) y en la liguilla del colegio había siempre mucha animación los sábados en que se jugaba al mini-basket.

Y también me enseñaron, tampoco en gimnasia, que había otra cosa llamada balón… mano. He de reconocer que aquello no me gustó nunca. Me parecía como muy brutote y más de un pelotazo en la cara me llevé cuando tenía que estar de portero porque mi complexión no era precisamente como para defender o atacar en la línea de los siete metros; aunque yo no sabía que aquello estaba a siete metros.

Los otros “balón…que” fueron un invento de un profesor, hermano marista, que nos diseñó unas liguillas entre los cursos de los últimos años de la EGB y los cursos del BUP, ligas en que no sólo había balompié (o sea fútbol) si no que había que jugar baloncesto y balonmano. Aquello tuvo su éxito, en particular el minibasket y no tanto el balonmano que recuerdo no perduró muchos cursos.

Mi afición al baloncesto proviene de aquellos años, cuando el único baloncesto en Granada era el del Club Universitario de Granada. Allí llevé a mi padre a que viera algunos partidos del “UNI”, cuando ver a algún americano de color era algo digamos que exótico, y probablemente se le abucheara de forma indecorosa cuando era un rival. Y es que para nuestros padres el baloncesto era algo digamos que poco serio…eso de botar la pelota y no tocar al contrario porque te pitaban falta… ¿Dónde se quedaba la furia del fútbol? Bueno hasta que le ganamos a los soviéticos y fuimos subcampeones de Europa de baloncesto (nos ganó Yugoslavia en Barcelona, año 1973).

Que fuimos subcampeones en 1935 no lo sabíamos porque aquello era en la República y parece que el régimen de Franco no lo recogía en las estadísticas. En todo caso creo que a mi padre le gustó aquello y se interesó por ese juego que practicaban los Buscató, Ramos, Corbalán, Brabender y otros. Además, resultaba que la liga siempre la peleaban el Madrid y el Barcelona, las secciones de baloncesto de los equipos de fútbol. Hay que reconocer que con el balonmano no llegué a conectar aunque terminé por saber que el Atlético de Madrid tenía una sección de balonmano que era colosal.

Y dirán ustedes que a cuentas de qué diablos les hago este recorrido por mi memoria de otros balones. En primer lugar porque esta página se llama Granada Polideportiva, es decir que no todo va a ser fútbol, aunque en esta ciudad siempre ha sido el deporte de masas. Bien es verdad que en baloncesto también tuvimos representantes y en la liga ACB. Se perdió, no vamos a entrar en ello, pero al igual que en mi trayectoria personal tiene su afición y ahí se está luchando por volver a la élite. Este fin de semana el equipo de la ciudad ha ganado la Copa LEB Plata.

Y en balonmano la selección nacional ha ganado el Europeo, que es más difícil que un mundial o los juegos porque el nivel de exigencia en Europa es elevadísimo; es un deporte en que básicamente son países de nuestro continente los que siempre tienen el mayor nivel. También en Granada tuvimos un equipo en la liga ASOBAL (la primera de balonmano), en 1993-94, el EB Huétor Tájar. Aquello fue flor de un día y con una historia alucinante y se nos fue. Podemos reflexionar sobre esos balones perdidos. Incluso el del pié casi se nos desaparece o nos lo hacen desaparecer.

Ayer viendo la final del europeo de balonmano me acordé que un tal Urdangarín también era bueno en ese deporte, qué cosas, me dije. Y cuando sonó el himno nacional y subió la bandera roja y gualda a lo más alto, me reafirme en que no solo de fútbol se vive.

More from my site

AdminFlipe

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies