La adaptación al cambio

OPINIÓN GP | JOSÉ LUIS CUENCA @piratacuenca | COLUMNA PIRATA

Pasados ya unos días desde el partido de España contra Marruecos parece que vamos digiriendo lo ocurrido. La fase de grupos finalizó y aunque todos hubiésemos preferido ver otro tipo de juego por parte de la selección española, no es conveniente hacerse mala sangre.

Los últimos cuatro minutos de fútbol de los dos partidos del pasado lunes (ambos se jugaban a la misma hora) entre Portugal e Irán, por un lado, y entre España y Marruecos, por el otro, fueron los minutos más surrealistas de la historia del fútbol español. Como si de un guion de película se tratase, una cadena de acontecimientos esperpénticos hizo que España pasara del segundo al primer puesto del grupo.

En cualquier caso, la euforia del momento en seguida dio paso a innumerables análisis sobre el tipo de juego de la Selección Española, el estado físico de algunos jugadores y las actuaciones del seleccionador Fernando Hierro.
España necesita cambios. Jugar con el mismo estilo de hace seis, ocho o diez años parece no ser la solución, por dos motivos: nos han pillado el sistema y además no tenemos jugadores físicamente preparados para jugar con ese procedimiento, y esto no se arregla en cinco días. En cinco días puede solucionarse un problema táctico, errores de posicionamiento o goles fallados, pero problemas de aguante físico solo pueden solventarse cambiando a estos jugadores por otros más frescos.

La buena noticia es que parece que tenemos a esos jugadores. Odriozola, Koke, Saúl, Lucas, Asensio o Aspas podrían sustituir a aquellos que están mostrándose escasos de confianza o faltos de forma física, como pueden ser de Gea, Carvajal, Silva, Thiago o Iniesta.

Aparece ahora el segundo interrogante y es que con la entrada de estos jugadores hay que cambiar el sistema de juego. Mi propuesta es simple: ¡cámbienlo! España ha encajado cinco goles en tres partidos, casi uno por cada disparo recibido. A los empates (y gracias) contra Portugal y Marruecos se les une una victoria contra Irán, no sin sufrimiento.

Kepa, curtido ya en mil batallas con el exigente Athletic de Bilbao está preparado para suplir a de Gea, gran portero pero que en los últimos partidos está falto de concentración o confianza, o de las dos cosas.
Odriozola cumplió con nota en el lateral derecho en los encuentros que ha disputado vestido de rojo y podría ayudar a España en esa posición, pues Carvajal no da señales de estar recuperado al cien por cien de la lesión que sufrió durante la final de la Champions hace un mes.

Koke y Saúl pueden acompañar perfectamente a Isco y a Busquets (el único que no tiene sustituto) en el centro del campo y Aspas puede ayudar a Costa arriba. Del mismo modo, en una situación que recuerda a la de Juan Carlos Navarro en el pasado Eurobasket, aquellos que presentan demasiado cansancio o desgaste físico para disputar noventa minutos en el verde, como Iniesta o Silva, serían de gran ayuda en las segundas partes dada su gran calidad y mente privilegiada para jugar a fútbol. Por si fuera poco, otros como Asensio o Lucas Vázquez tienen lo necesario para dotar de fluidez y chispa al juego de España en los últimos minutos de cualquier partido.

Bien es cierto que hemos pasado la fase de grupos en circunstancias parecidas a las de Italia en el Mundial 82. No obstante España tiene mentalidad y recursos más que suficientes para ser competitiva. El Cuerpo técnico conoce los puntos débiles de sus rivales y cuenta con jóvenes preparados para dar un golpe sobre la mesa mientras son ayudados y guiados por excelsos veteranos.

Mañana comienzan los cruces. Los partidos más divertidos y decisivos del Mundial. No hay equipo entre los dieciséis aun en liza que no esté mermado en sus capacidades, vulnerable o con problemas. Por encima del juego “brillante” de otras ediciones, en Rusia, el primero en asentarse, aquel que cometa menos errores y que sea lo suficientemente inteligente como para gestionar las bajas en batalla, puede tener mucho ganado. Ya lo dijo el Dr. Stephen Hawkins: “La inteligencia es la capacidad de adaptarse al cambio”.

Más publicaciones relacionadas

AdminFlipe

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies