Nostalgia

OPINIÓN GP | JAVIER RUIZ @sevennorth | LA COLUMNA DEL 5

En la A44 no había apenas coches, tráfico de sábado de verano, gente sin destino, sin sentido, que conduce pausadamente. El sol lateral y las nubes al frente, negras, impropias del mes de junio en el que estamos, del verano que debería haber llegado. De repente, surgieron dos columnas del suelo, columnas de luces de colores, de alegría, de libertades recuperadas, de lluvia en los Cármenes. El aficionado que iba en el coche hacia el estadio se dedicó, asombrado, a deleitarse con la belleza del arcoíris. Recordó un tiempo en el que pensaba que el arcoíris no existía: nostalgia.

Si hay arcoíris, hay lluvia. Por obvia, no es menos cierta esta sentencia. Y llovía como metáfora de la tontería de temporada que hemos sufrido. Llovía mansamente, un sirimiri impropio de estas tierras andaluzas, una lluvia tranquila, mansa, sin nada que decir. Los Cármenes estaba vacío y tenía una grada llena de gentes de Cádiz que sí tenían interés en el partido. ¿Con quién vamos? Con nuestro equipo. Es así. No se puede ir contra tu equipo. ¿Y si gana el Cádiz? Bien.

El Granada jugaba como si Oltra fuera el entrenador. Mezclando el juego, buscando entretener con el balón y bastante ordenados. Qué poco nos ha faltado para ser un buen equipo, qué sensación de oportunidad perdida queda tras el partido de ayer. El Cádiz tenía a su afición, con más interés y necesidad que la local. Se lesionó un jugador del Cádiz y luego otro. Un aficionado lo insulta fuerte, con intensidad. ¿Qué ha hecho ese hombre para que lo insulten por lesionarse? Ah, es Barral.

El partido transcurría entre el desinterés y la atención puesta en si llovía o no. El infierno es un mes de junio con frío y partidos de fútbol que empiezan de día y acaban de noche —la luz de las grandes tardes— y no tienen interés, no te juegas nada. En el fútbol, como en todo, la emoción es la vida. Sin intensidad estás muerto.

Machís coge un balón en la frontal, recorta y se gira y la pelota le queda en la posición contraria a su golpeo favorito. Ya no. Le pega plano, duro, a media altura y entra junto al palo izquierdo. Golazo. ¿Qué hubiera pasado si Machís no se hubiera vuelto loco el día de su expulsión contra el Oviedo? El 18 de marzo expulsan a Machís, el 19 de marzo cesan a Oltra. Estábamos quintos. Parecieron sucesos normales dentro de una temporada, una expulsión, un cese. Nos hemos quedado décimos a cuatro puntos de la promoción, a seis del quinto puesto. Machís se va al Watford o a dónde la familia Pozzo lo envíe. ¿Vería el partido de ayer Oltra? ¿Con qué sensación? ¿Pena, nostalgia, incomprensión, rabia? Ha estado tan cerca y ha sido tan barata la promoción que se entiende aún menos el gran despropósito que supuso su cese. Faltó lo más barato, lo que no se compra: inteligencia y serenidad. Calma.

En el descanso pasa el tiempo, hay nubes, no llueve. Mi grada está casi vacía. Los de la grada de animación de debajo tampoco animan, han venido muy pocos. Al fondo, junto al marcador, hay gente de Cádiz que está viviendo otra película, han cruzado Andalucía para ver este partido que tan poco interés tiene para nosotros.

El Cádiz se anima en el segundo tiempo y en un centro desde la banda caza un gol de cabeza. Poco después Rober se expulsa al cortar un contraataque con una falta muy imprudente teniendo ya una amarilla. Enorme error, su equipo con diez y treinta minutos para jugarse el ascenso a primera. El Granada comienza a mover el balón, Machís tira una al palo y en el minuto ochenta marca el segundo. Machís, Machís, Machís. Dos a uno al Cádiz que se queda sin promoción: ni ganar a tiempo hemos hecho bien este año.

El Cádiz no lo intenta, perdiendo, con uno menos y con el ánimo ya derrotado. La gente se despide de Machís cuando lo cambian. El árbitro pita el final y unos pocos jugadores del Granada saludan desde el centro del campo, algunos aplausos, me paro y sigo: pienso que es el último partido del año, del carné de socio. Nunca sabes cuando volverás a estar en el campo, en la felicidad de las pequeñas cosas, de la hierba verde y las camisetas rojiblancas y un dos a uno. Nostalgia. Vamos saliendo del campo con tranquilidad, apenas hay gente y ya no llueve. Se acabó.

¿Cuándo empieza el mundial?

http://www.libreriapraga.com/

Más publicaciones relacionadas

AdminFlipe

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies