Albolote Futsal muestra indignación con la Federación Andaluza de Fútbol

Club Deportivo Albolote Fútsal

GABINETE

El Club Albolote Futsal ha mostrado su indignación ante la ineficacia y la deficiente forma de funcionamiento de la Real Federación Andaluza de Fútbol, al ser denegado el aplazamiento de un encuentro con la UD Alhameña acordado por ambos clubes.

Pero hay que ponerse en antecedentes. La RFAF hizo público el pasado verano el calendario de la competición de Primera Andaluza Femenina de Fútbol Sala, con un total de catorce equipos, lo que supone un total de veintiséis jornadas de liga. Al poco tiempo un equipo de Jaén comunica que se retira, por lo que se mantiene el calendario y cada equipo pasará a disponer una jornada de descanso. Hasta ahí podríamos decir que bien.

La «lucidez» mental de la persona o personas encargadas de confeccionar el calendario, incluyen en él la fecha del 22 y 23 de diciembre para la disputa de una de las jornadas de liga, entre otros puentes, parece que sin ser conscientes (como suele ser habitual) de la dificultad que tendrán la mayor parte de los equipos para disputar un partido con garantías en dicha fecha, en una categoría amateur y no profesional.

Tras disputarse la primera jornada de liga, los clubes reciben la información de que el Ciudad Jardín Sotillo de Andújar (equipo que descansaba en la primera jornada) se ha retirado de la competición. Los clubes se enteran porque el conjunto jiennense no envía el horario del partido de la segunda jornada en el que debe recibir al Albolote Futsal. La INOPERANCIA y DEFICIENCIA de la RFAF no tiene límites, había recibido semanas atrás la carta de renuncia del equipo de Andújar, y no habían hecho absolutamente nada, habían mantenido un calendario confeccionado para catorce equipos para tan sólo doce, lo que supone dos descansos de cada equipo en cada vuelta. Pudiendo haber rehecho el calendario en tiempo y forma decidieron no hacer nada, esa es la seriedad que exigen pero que no aplican desde Sevilla.

A pesar de ello, los clubes de la categoría decidieron redactar un escrito común para mantener la primera jornada, ya disputada, y rehacer el resto del calendario para evitar una liga de parones y descansos, y a su vez, al pasar de veintiséis fechas de competición a veintidós, eliminar las jornadas más conflictivas tales como puentes o la fecha del 22 y 23 de diciembre por su más que lógica y obvia dificultad para los equipos.

Dicho escrito lo presentan once de los doce equipos, repetimos, once de los doce equipos de la categoría. La respuesta de la RFAF, la común, el «ordeno y mando», una negativa a todos los clubes. Todo eso hubiera supuesto algún rato de trabajo, y eso parece ser que es demasiado pedir a una Federación que se olvida que debe estar al servicio de los clubes.

Los clubes Albolote Futsal y la UD Alhameña tienen previsto, según calendario, disputar el partido que los enfrenta y que corresponde a la décima jornada de liga, en la conflictiva fecha mencionada anteriormente del 22 y 23 de diciembre. En fechas pasadas el club alhameño comunicó al club alboloteño que no disponía de sus instalaciones deportivas para esa fecha por diferentes actos de la localidad en dichas instalaciones deportivas, y desde ese momento ambos clubes trabajaron codo con codo en busca de una solución. Porque los clubes trabajan para dar soluciones, la RFAF no sólo parece ser que no lo hace, sino que además dilapida cualquier solución a cualquier problema.

Ambos equipos percibieron que en la jornada doce, gracias al pésimo calendario fruto de la inoperancia organizativa del ente federativo, los dos clubes disponían de uno de sus dos descansos por vuelta, y solicitan a la RFAF disputar el partido de la jornada diez en la jornada doce, 20 de enero, estando aún dentro de la primera vuelta, por lo que no adultera la competición en absoluto. O al menos, la adultera en el mismo grado que un calendario salido de unas «privilegiadas mentes» que mantiene a los clubes jugando una semana si, una no, dos si, una no, una si, dos no, etc.

La RFAF, ignorando las causas de fuerza mayor presentadas por ambos equipos (consideramos que no disponer de instalaciones deportivas es fuerza mayor), no permite jugar el partido en la fecha solicitada, y además lo hace sin dejar a los clubes una razón de peso, y por si esto es poco, dice que el partido, en caso de atrasarse, debe disputarse antes del 30 de diciembre. Si, como leen…

La lucidez mental o la lógica aplastante de ciertas personas es la siguiente: «si no dispones de instalación deportiva debido a las fechas y diferentes actos de la localidad, da igual, y si quieres aplazar se pone el partido antes del 30 de diciembre, en plenas fechas navideñas». Recordamos que hablamos de una categoría amateur y no profesional, y que se debería facilitar el trabajo de los clubes. Aquí no solo no se ha facilitado la disputa de un partido fijado en una fecha complicada gracias a la inacción de la Federación Andaluza, sino que lo han hecho sin dar en su respuesta ningún motivo de peso; un «NO ES NO y aquí mando yo».

Por si fuera poco, los dos clubes implicados, ante la negativa a la solicitud de ambos, acuerdan adelantar la fecha para disputar el encuentro el jueves 20 de diciembre en el Pabellón Municipal de Albolote en horario de entrenamiento del club alboloteño, tras analizar profundamente los dos equipos la disponibilidades de instalaciones durante la semana. La RFAF acepta la fecha y hora del encuentro, pero lo nombra en el Pabellón Municipal de Alhama, ignorando el acuerdo de los clubes y sin conocer y sin ni tan siquiera importarle si el equipo alhameño tiene o no tiene disponibilidad de instalación dicho día en dicho horario. Resolución que ambos clubes han recurrido ya a la RFAF, pues no es el acuerdo pactado por los dos clubes y por tanto la Federación Andaluza no puede hacer suya una decisión así; como respuesta una nueva negativa a que el partido se dispute en el Pabellón Municipal de Albolote. Otra piedra más.

Albolote Futsal y UD Alhameña se cuestionan, el porqué la RFAF no deja disputar su encuentro en una fecha que no adultera la competición, y en cambio a otros clubes si permite adelantar esa jornada dos semanas; y además lo hace sin dar un motivo razonable para su negativa. Y más aún teniendo en cuenta numerosos antecedentes similares en temporadas pasadas que en nada alteraron el funcionamiento y orden de la competición.
Lo que si queda claro es que gracias al «trabajo» de nuestra Federación, no sólo no tenemos una liga en plenas condiciones en todos los sentidos y, especialmente, no se dispone de un calendario digno, sino que nos encontramos con una organización que pone piedras en el camino de los clubes, y que todo lo que suponga unas horas extras de trabajo en Sevilla, aunque sea por el bien común de todos los equipos, no se realizará.

Ahora sólo queda que los dos clubes encuentren una nueva solución, y que la RFAF acepte si es válida o no, sin importar que haya disponibilidad o no de instalaciones deportivas por parte de los clubes, o si jugadoras, que en una categoría amateur demuestran más profesionalidad que la RFAF (ellos si cobran por trabajar), podrán estar disponibles en una jornada que jamás debió existir, que se debió eliminar posteriormente ante la petición casi unánime de los clubes y que debería contar con la flexibilidad del ente federativo, para poder disputar un partido de liga con las máximas garantías.

Gracias RFAF, como siempre, por vuestro apoyo a los clubes.


REDACCIÓN GP

Una herramienta de desarrollo de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte e informarte con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies