Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

Con el mono de trabajo

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

En ocasiones es necesario dejarse el traje y la corbata, remangarse y preparar el mono de trabajo, y precisamente esa fue la idea que Diego Martínez quiso plasmar en el estadio de los Juegos Mediterráneo.

El domingo se jugaba un partido de hermanamiento en rojiblanco, toda Almería se tiñó de rojiblanco, horizontal y vertical, con una gran marea de aficionados llegados desde Granada, que desde el primer momento no cesaron de animar a las huestes de Diego Martínez.

Día espléndido y ambiente de concordia, a pesar que durante la semana se intentó enmarañar el encuentro entre dimes y diretes de partido de alto riesgo (¿?) con aroma de partido grande. Siempre que se acerca la primavera y los días se alargan, me recuerda a que el final de la temporada y los momentos decisivos están llegando.

Diego sacó el mismo XI que siete días atrás logró la victoria en Los Cármenes ante el Zaragoza. El riesgo del partido se centraba en tener a unos cuantos jugadores apercibidos de sanción, y precisamente Víctor Díaz y Fede San Emeterio se perderán el próximo partido ante Las Palmas en Los Cármenes.

No me gusta, ni suelo hablar de árbitros, pero lo de ayer fue para clamar al cielo, una escapada de Rodri hacia la portería de René fue interceptada por el central Saveljich. El trencilla Vicandi Garrido dejo seguir y tras finalizar la jugada no sólo no pito ni falta sino que ni tan siquiera una tarjeta le mostró al defensor. Una jugada, que sin lugar a dudas podría haber desnivelado la balanza. Todo eso sumado a alguna que otra acción, ayudaron poco al Granada y … al partido.

La primera parte del Granada fue primorosa, supo leer el choque y atacar cuando debía, jugar al espacio y controlar los arreones de los locales. En definitiva, el Granada sabe remangarse, sabe perfectamente lo que tiene que hacer, por eso no es baladí que sea el equipo menos goleado de la categoría (18 balones ha recogido Rui Silva de la portería).

Si hay un jugador que ejemplifica lo que es el Granada ese es Ángel Montoro, el faro, el guía del equipo. Cuando tiene que ponerse el frac se lo pone y es capaz de realizar la más bonita prosa en el césped en forma de un pase de ruptura. Cuando tiene que dejar los ambages lo hace cortando algún balón peligroso o realizando una cobertura. Ese es Ángel Montoro, el jugador franquicia del Granada y que en los albores de la primera parte recibió un pisotón por parte de Eteki (por cierto que tanto Eteki y Owona acabaron el partido … ) lo que hizo activar las alarmas, aunque el bravo jugador valenciano continúo incluso en el segundo acto y fue sustituido por Azzez ya avanzada la misma.

La segunda parte fue de más control por parte del Almería, que tras la entrada de Luis Rioja dispuso de más acercamientos a la portería de Rui Silva, aunque sin más peligro que el temor a un fiasco de última hora.

El Granada logró un punto importante en un estadio difícil, ante un rival bien dirigido por Fran Fernández. El aspecto negativo es perder para la siguiente jornada ante Las Palmas a Victor Díaz y Fede San Emeterio. Además de conocer cómo está el tobillo de Montoro.

La clasificación indica un segundo puesto a tres del Osasuna, quien parece poner la directa y con cuatro de margen al tercero …

Keep Calm And Eterna Lucha

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies