OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

Cosas del destino, caprichoso azar y volver a empezar por donde se acabó. Primera jornada de liga y visitaba Los Cármenes el Athletic club de Bilbao. Mismo rival con el que se despidió la temporada pasada, logrando el pase a la Europa League, en un estadio sin alma (sin público) y con más calor que el de algunos aficionados recibiendo el bus del equipo en su entrada al estadio.

Lo primero que llamó la atención fue el planteamiento de Diego Martínez. Un trivote en el centro del campo, con Milla (la única cara nueva que de inicio sacó el técnico), Yangel y Montoro. En la zona de arriba, Machís, Puertas y Soldado. La línea defensiva sería la misma que la temporada pasada, con Domingos, Germán y en los laterales Foulquier y Neva. La portería para Rui Silva, el jugador por el cual más cantos de sirena se reproducen y que hasta el cierre del mercado no se puede descartar nada.

La primera parte fue lo más parecido a un partido de pretemporada, poco juego, poco riesgo y alguna que otra pérdida de concentración. Aún así y a raíz de una jugada a balón parado, Yangel logró cabecear a gol una jugada que el colegiado Mateu Lahoz anuló por presunta falta de Germán. Por parte de los «leones», el más activo fue el canterano Morcillo, quién se mostraba incisivo en la banda defendida por Foulquier.

Los 5 millones que costó pagar la cláusula de Milla se antojan cortos, merced al recital que dio durante el partido. Ya en la primera parte inició una cabalgada desde el centro del campo, que le faltó fortuna para encontrar a Puertas. En el segundo acto, el Granada CF fue amo y señor de un centro del campo que funcionaba como los 3 tenores, Yangel, Montoro y Milla. Precisamente el venezolano Herrera logró el primer gol del partido y de la Liga, en un remate de cabeza alimón con Soldado. Los locales comenzaron a adueñarse del partido y Milla por momentos se agigantaba ante unos leones que parecían más cachorros que fieros. Fruto de un robo de balón, el ‘5’ del Granada, de disparo desde fuera del área, logró un 2-0 final con el que los rojiblancos horizontales se instalaban en el liderato provisional, compartido.

La imagen del Granada CF fue la misma que terminó la 2019-2020, quizás el cambio táctico le añade un plus de novedad. Una victoria que debe servir de acicate, para preparar con confianza el partido del jueves de fase previa de Europa League, ante el Teuta albanés. Sin lugar a dudas, el gran reto con el que el Granada se va a encontrar con inmediatez.

La nota triste de la jornada la puso el fallecimiento de Rafa Lelo. Cuando todo el mundo muestra sus dolencias, sus respetos y hablan con ese cariño de alguien es porque esa persona es grande. Rafa era una de esas personas que quería al Granada, que era presidente de la asociación de ex jugadores del club y que vivía para y por el club. Seguro que desde arriba estará animando a su Granada y disfrutando de cada victoria. Para empezar, este jueves el granadinismo debe brindarle la victoria.

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de desarrollo de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte e informarte con nosotros.

Avatar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: