Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

Desde la preferencia

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ

Desde Preferencia

El fútbol tiene algo que muchos otros deportes no tienen, ese fervor y ese halo de interés y expectación que lo rodea, capaz de reunir a millares de personas alrededor de un partido, bien sea amistoso o el partido más importante del año, es difícil que la ciudadanía popular no esté al tanto de tal evento.

Pero el fútbol sí que tiene un gran parecido con otros deportes, y más si se trata de una temporada regular de 9 meses de competición, en el que lo más importante es llegar a la cima, como el ciclista que durante 3 semanas tiene que administrar los esfuerzos para llegar a lo alto del cajón, o el maratoniano que sabe que no sólo afronta 42 kilómetros sino que le restan 195 metros, y os aseguro que lo más difícil son esos 195 metros finales.

La Liga de Segunda División, son 42 etapas, y guarda ese paralelismo con respecto a los deportes de fondo, el esfuerzo se debe de economizar y saber que llegarán “etapas” en las que el equipo tendrá algunas que otras “pájaras” siendo lo más importante el saber reponerse en esos momentos, sabedor que esas “pájaras” irán acompañados de monstruosas y desazonadoras críticas por parte de afición, prensa, entorno (el famoso entorno del Granada CF) y demás sociedad civil rojiblanca horizontal.

Es una constatación harto sabida que el tiempo pasa irremediablemente que vuela y apremia, que lo que pasó hace unos días no volverá a reproducirse, algo que debe de ser importante precisamente para dejar claro que no se volverá a repetir lo ocurrido en un partido en el que no se haya podido ganar o convencer, pero si que es tan cierto como lo anterior que lo importante es poder aprender de lo pasado, de lo jugado y de los errores que pudieran o pudiesen haber desembocado en una derrota o empate.

Tras tres primeras etapas en las que el equipo ha cosechado tres empates, la afición ha podido recibir como un manotazo de realidad el saber que esto de la Segunda División es algo serio, difícil, duro y que va a costar, y máxime cuando uno mira en el calendario venidero y puede ver que lo que queda es largo, y que esa teoría/reflexión tan manida en el mundo del fútbol (sobre todo en esas ruedas de prensa de entrenadores y jugadores en las que muchas veces no se dicen más que obviedades) que dice que no hay rival pequeño tiene razón, que todo rival tiene suficientes argumentos para poder fastidiarte una tarde de domingo que esperabas fuese placentera.

El espectáculo no ha hecho más que comenzar, es el momento de mantener la calma, de tener los pies en el suelo y en el de aprehender más que el de aprender, la Segunda División, o llamada Liga123 (ascienda otra vez) no ha hecho más que empezar, desde esta humilde columna de opinión propongo que este año el club añada a los lemas que aparecen serigrafiados por los alrededores del estadio como “Eterna Lucha” o “Luchar para Ganar” el de “Vísteme despacio que tengo prisa”.

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies