Bebé durmiendo | Foto: Webconsultas

El niño del futbolista

OPINIÓN GP | FRANCISCO GONZÁLEZ GARCÍA | DESDE EL FONDO DE LA CÁRCEL

Hace unas semanas un afamado periodista deportivo declaraba en antena que los futbolistas no podían levantarse por la noche si sus hijos lloraban, que ellos tenían que descansar para poder rendir en el campo o en los entrenamientos del día siguiente. Esas palabras crearon discusión y polémica entre los tertulianos de su programa de radio.

Cada cual puede calificar a su gusto sobre las razones o sin razones, o estar de acuerdo o no con semejante opinión. De facto la mayoría de las “absurdas” polémicas sobre el fútbol viven de discusiones radiofónicas o de prensa derivadas de la vida de estos señores del fútbol.

Algunos de esos señores futbolistas, pocos, ganan millones, muchos millones de euros y seguro que no tienen que levantarse ni ellos ni, probablemente, sus esposas o madres de sus hijos pues tendrán quienes les atiendan. Incluso puede que sus hijos se hayan gestado en vientres de alquiler para no perjudicar ni su salud ni sus figuras de las que viven en base a publicidad de todo tipo. A lo mismo luego esos niños saltan al campo todo felices cuando sus “papis” ganan un trofeo en Europa o donde se tercie, y se hacen la foto de rigor… todo ello a la vista del mundo mundial y sin necesidad de “pixelar” las imágenes para proteger a los tiernos infantes.

Otros muchos de esos señores, la mayoría, no tienen tales ingresos, pero sus nóminas anuales sobrepasan en varios ceros a los del común de los mortales. Todos aquellos mortales que van al campo o que pagan por verlos en las plataformas televisivas que luego obligan a tener partidos de viernes a lunes y de doce de la mañana a diez de la noche. Todo incluido. Y seguro que esos “proletarios del futbol” sueñan con poder pertenecer a los de la categoría superior, a los de los millones y no tener que levantarse por la noche si el bebé tiene un cólico de gases infantil.

En todo caso, unos y otros, no son más que una minoría, no sumarán ni mil jugadores en nuestra liga, estimando muy por arriba, los que quizás puedan no levantarse por la noche o soñar con no levantarse si su representante les busca un contrato más sustancioso.

Mientras tanto el resto de los mortales seguirá pagando plataformas televisivas, comprando para ellos o para sus hijos (e hijas) camisetas de sus ídolos y escuchando las polémicas vanas en torno a los graves problemas de aquellos señores que no se pueden levantar por la noche dado que tienen que trabajar al día siguiente. Me pregunto si es que esos mortales no trabajan al día siguiente o puede que, en esa polémica aparentemente absurda, el sutil mensaje sea otro.

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies