Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

El Obús de Reus

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

Llegué tarde para ver el partido, la mañana del domingo me coincidía con una carrera en Salar a las 11:00, así que me la tenía que jugar, ir a Salar correr y volver para casa para ver al menos la segunda parte.

Así fue, al acabar la carrera, todo ello con la pérdida del chip, camino a casa, yo de copiloto sintonizaba la radio para encontrar la narración del partido apoyándome de whatsapp y demás redes sociales. De esta manera podía leer frases como “está jugando muy bien”, “Pozo de titular está haciéndolo muy bien tanto defendiendo como atacando” , “se sabe a lo que juega” … De repente me llega un whatsapp “madre mía que golazo de Víctor Díaz! Desde casi el centro del campo” la alegría se mezclaba con la hazaña de lograr sintonizar una emisora local y oír el grito de Gol.

Descanso y sigo de camino oyendo, y leyendo redes sociales, llego a casa justo cuando se reanudaba el partido y al rato casi sin darme cuenta, mientras recibo las impresiones de primera mano, gol del Reus.

Tras una ducha rápida me predispongo ahora sí a poder ver el resto del partido. la primera impresión es de tener sensación que en cada jugada hay peligro, veo el césped no en sus mejores condiciones, creo que hay aire y todo eso me asusta, y más si cabe con varios ataques consecutivos del Reus.

De repente Pozo hace una diablura lanza un centro chut que desvía Puertas (aka Doors) para lograr el 1-2 justo cuando Fede Vico parecía que iba a sustituirlo, gol y de nuevo arriba. Puertas pichichi, quien lo iba decir, 6 goles y callando críticas y opiniones (a mí el primero y no me pesan prendas en reconocerlo). Se ha convertido en un jugador que es capaz de suscitar opinión, no es habilidoso con el balón, parece que se atranca en ocasiones, pero tiene esta temporada algo que no se le vio la pasada, (aunque la pasada y la última de primera podríamos descartar como ejemplo) confianza. Me fijo sobre todo en la celebración del gol, en la comunión del equipo y en la celebración coral.

El partido sigue con algún que otro susto del Reus. Diego Martínez mueve el tablero como si se tratase de Bobby Fischer, mete a Quini y eso hace que juguemos con Víctor Díaz, Germán y Martínez como defensas. Algo de agonía y de tensión a la espera de los 3 mágicos pitidos del árbitro que diera con el fin del partido, y con ellos el suspiro, el apretar los puños y el soltar un grito de “Si!!!!”

Victoria de entidad, como bien me dijeron ayer. Estos partidos antes no se ganaban, se perdían incluso, llegamos a la jornada 8 con 17 puntos, el año pasado por estas alturas teníamos 13 … Por cierto, el líder era el Osasuna de Diego Martínez con 15.

Seguimos haciendo restas a los 50 puntos de la tranquilidad, esa marca que es más que una cifra que los aficionados decimos para significar que a pesar de las alegrías hay que tener los pies en el suelo.

Por cierto que una vez acabado el partido, rebobiné el partido para poder ver el gol de Víctor Díaz, impresionante zapatazo un obús imparable que hace de paralelismo con la temporada actual del Granada.

Aún así Keep Calm and Eterna Lucha

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies