España e Irán | Foto: Antena3TV

España va bien, más o menos

OPINIÓN GP | JOSÉ LUIS CUENCA @piratacuenca | COLUMNA PIRATA

Es posible que el aficionado de la Selección Española esté hoy más intranquilo que tras el partido contra Portugal, a pesar de la victoria de anoche sobre Irán.

Ayer, tras cincuenta y cinco minutos de juego y después de hacer lo que parecía más difícil (anotar un gol), España perdió el balón. En ese momento pensé que todo sería fruto de un desorden puntual producido por la catarsis que supuso el gol. Un relax mental momentáneo que en seguida daría lugar a una recuperación del mando.

Pensé que llegarían varios goles más, pues con el juego de posesión y toque de los españoles y los espacios que Irán generaría al separar líneas y abrir jugadores (iban perdiendo), los nuestros encontrarían el arco del país asiático con mayor facilidad.

Sea como fuere, con el paso de los minutos, estuve observando insólito lo que ocurría en el terreno de juego. Irán había recuperado el esférico. España se lo había cedido y para colmo, comenzaban a llegar con peligro al área contraria. He aquí un nexo de unión con el primer partido: la falta de seguridad en defensa y portería.

Si en el primer partido Portugal tiró a gol tres veces y anotó tres tantos, ayer, tras el gol de Diego Costa, la Selección entregó la pelota y ocho minutos más tarde Irán marcó en un saque a balón parado dirigido al borde del área pequeña. En el batiburrillo de jugadores que luchaban por disputar el balón, ni De Gea (portero de 1,93) ni ningún otro defensor lograron apartar el peligro.

Nuestra suerte fue que justo antes del remate a puerta de Saeid Ezatolahi, el cuero es peinado de cabeza por Sardar Azmoun mientras el primero se hallaba en fuera de juego. Pero esto no disculpa que el cancerbero no saliese a despejar la bola al borde del área chica ni la poca confianza mostrada ayer por la línea defensiva española.
La incomodidad de los de Fernando no estuvo solo en la cobertura. Silva, Iniesta, Lucas o Busquets por momentos se encontraron ansiosos, sin encontrar esa diagonal o ese pase que anduvieron buscando. Quizás Isco fue el mejor ayer, pero también se estrelló contra la muralla, como todos.

Aun así no quiero que esto parezca una columna catastrofista. Sigo pensando que España es favorita y sigo creyendo que Alba, Piqué, Ramos y Carvajal son la mejor línea defensiva del Mundial. Opino que lo ocurrido en estos dos primeros partidos es consecuencia de una desconcentración puntual que le puede ocurrir a cualquiera. Los nuestros son profesionales, los mejores en su puesto y no me cabe duda que están capacitados para dejar atrás lo ocurrido y rendir como lo que son, los mejores.

Reconozco que tras el encuentro de ayer estuve nervioso, inquieto. El devenir de la Selección en el torneo me generaba incertidumbre. No obstante, al cabo de unos minutos reflexioné. Recordé aquellos Eurobasket ganados por Sergio Scariolo tras completar una fase de grupos a nivel bajo, incluso contando con el mejor equipo del campeonato.

Por el momento, los de Hierro sacan los resultados adelante encontrándose lejos de su potencial. ¿Cuál será la meta si se acercan a un rendimiento acorde a su calidad? Desde mi punto de vista; si jugando mal y a medio gas España resulta difícil de batir, entones hay razones de sobra para que el resto de conjuntos teman seriamente encontrarla en su camino.

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies