Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

Nada termina hasta que el Granada siente que termina

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

Quién me conoce me puede identificar con varios gustos personales, basta con pasarse por casa o por el hogar de mis padres (lo que me recuerda que tengo que recoger un cuadro de Rocky que tengo allí) e identificar varios de esos gustos. Uno de ellos se basa en las películas de Rocky Balboa, la saga completa de esas películas con trasfondo pugilístico. En cierto modo, me retrotrae a tiempos pretéritos donde apostados en una televisión me reunía con mis primos y hermano para fascinar con esa película y con su protagonista de la ficción Rocky Balboa encarnado por Silvester Stallone.

¿Por qué gusta esa película o ese argumento? El ejemplo del boxeador que se hace a sí mismo, que cree en él mismo, que se esfuerza por lograr su sueño y alcanzar tan preciado botín de la victoria, todo ello sumado a una excelente banda sonora.

Precisamente una de las frases más míticas de Rocky es la que se enuncia la frase que encabeza este humilde crónica, ‘Nada termina hasta que tú sientes que termina’, y en realidad permitidme que sea un paralelismo con el Granada de esta temporada. El Granada es como ese Rocky Balboa del ring que llega a desesperar al rival a pesar de recibir golpes, levantándose a pesar de las adversidades (goles) que pueda recibir, ya pasó en Almendralejo, Reus, ante el Almería en Los Cármenes, cuando ya se esperaba que sonara la campana y en Las Palmas.

Diego Martínez apostó por el equipo de siempre, la brújula del XI volvía con Ángel Montoro, Puertas entraba por el internacional Pozo y Ramos por Rodri. Las Palmas afrontaba el partido como clave, sobre todo para su entrenador Manolo Jiménez que se jugaba algo más que tres puntos. Un empate o derrota llevaría a un cambio en el banquillo canario. Las cosas empezaron bien con ese gol de Rubén Castro al borde del descanso. Pero este Granada es de otra pasta, se levanta una y otra vez. A la vuelta del descanso el comandante “Bendisiones” Ramos hacía el empate para de nuevo nivelar el partido. Un choque en el que incluso tras el 2-1 de Araújo se dispuso de una pena máxima marrada por el pichichi Puertas. Justo cuando languidecía el encuentro, Rodri logró el empate a dos en el estadio de Gran Canaria. Con ello se lograba puntuar en el campo de uno de los fuertes de la Liga 1|2|3 y cuya igualada desembocaba en un terremoto en el banquillo local, siendo destituido Manolo Jiménez horas después.

El Granada se viste de equipo serio, en ocasiones con frac, en otras con el mono de mecánico manchado de grasa. Como el camaleón sabe amoldarse al entorno, sabe cómo actuar y cómo responder, mérito de Diego Martínez, mérito del equipo, a pesar de que al finalizar la jornada el equipo se descabalga de los dos primeros puestos.

Por el momento, hay que valorar y apreciar la temporada que se está haciendo, quizás habrá que esperar al final de la primera vuelta para poder calibrar las opciones del equipo de estar en la zona alta, vienen partidos duros. El próximo ante el Sporting de Gijón que ha destituido también a su entrenador y vendrá con un estreno en el banquillo y enrabietado para lograr la victoria. La cita será el viernes en Los Cármenes, en el que espero haya una gran afluencia y sobre todo una victoria.

Keep Calm And Eterna Lucha

 

*Dedicado a una persona especial en un momento difícil, va por ti amigo

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies