Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

No Montoro, no party

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

El partido del Granada frente al Numancia de Soria, se jugó en domingo a las 12 de la mañana, en uno de esos otoños-veraniegos, donde el sol manda en lo alto y al fondo Sierra Nevada con su blanco manto. Todo ello, sumado a tener la mejor asistencia al Estadio Nuevo Los Cármenes y defender el merecido liderato,  dejaban en los prolegómenos la sensación de partidazo.

Se defendía primera plaza clasificatoria, pero se perdía a Montoro en el centro del campo, la brújula del equipo, el zahorí que busca agua en esos momentos que hay sequía en el partido. La misión de Diego Martínez para el partido era atinar con la pieza que tendría la responsabilidad de sustituir al cerebro.

Equipo de cabecera el que pisó el césped, con Nico Aguirre en el centro del campo como gran novedad. El argentino hizo de pareja de baile con Fede San Emeterio. Si bien es cierto que completó un partido correcto y bastante aprovechable, al Granada le costó algo más el poder encontrar un ritmo de juego adecuado. Si a ello le unimos que el cuarteto de arriba (Vadillo, Vico, Pozo y Rodri ) no estuvieron muy finos y que delante estaba un rocoso equipo como el Numancia, podemos entender que el partido acabara sin goles.

Numancia era el nombre que recibió una población celtíbera asentada en lo que hoy es Soria y que hizo frente a los asedios que las tropas romanas ejercían sobre sus dominios, en este caso el equipo de fútbol soriano se remangó y aguantó las envestidas del Granada, más si cabe tras más de 20 minutos con un jugador menos tras la expulsión de su jugador Yeboah y ver como al Granada le anulaban 3 goles por fuera de juego (por lo visto bien anulados por el discutido Iglesias Villanueva).

Con el paso de los minutos, los goles anulados, el “otro fútbol” ejercido por parte de los de López Garay y la ansiedad que el Granada tenía por llegar al gol, hizo que no se atinara a la hora de lograr tan preciado botín. El Granada se ahogaba en esa tela de araña que el Numancia tejió en el centro del campo y la dificultad se centraba en el poder de filtrar balones (añorado Montoro).

Diego Martínez movió el equipo, sustituyó a Pozo para que entrara Puertas, quitó a Rodri para meter a Ramos y dio la oportunidad al joven José Antonio González para el centro del campo. Se intentó por todos los medios llegar a puerto, pero las “tropas numantinas” de López Garay se mantuvieron férreos y seguros ante los asedios locales.

El partido acabó con tángana, en el que fueron partícipes los entrenadores de ambos equipos, siendo expulsados por el trencilla y con un empate a nada, empate en un partido de esos de los que en la grada se denominan, partidos de segunda, en los que los partidos se cierran y no se pueden abrir por más que lo intentes (y más cuesta arriba sino se dispone del cerebro del equipo).

Más de 13 mil personas en las gradas, ambiente de fútbol, un punto más, puerta a cero de nuevo, 27 puntos, a 23 de la salvación, líderes tras la finalización de la jornada (compartiendo liderato con el Alcorcón). En el horizonte, el partido ante Las Palmas en las que se recuperará al que fuera jugador insular Ángel Montoro, aunque se pierde a Pozo por su convocatoria con la sub 21 de la selección española.

No hay que desesperar y sí que entender que la Segunda División es una categoría muy dura y compleja. La ventaja, que cada semana tienes posibilidad de mejorar la anterior.

Se acerca la Navidad y con ella el mercado de invierno, cábalas sobre si el club hará un esfuerzo para fortalecer el equipo. Lo que queda claro es que es necesario al menos un delantero centro distinto a lo que tenemos y un mediocentro de reemplazo para Ángel Montoro (a la espera de ver la evolución de Fran Rico). Aún queda tiempo y los próximos tres partidos de los rojiblancos será el termómetro de dónde está el equipo y hasta dónde puede llegar.

Y como colofón nos despertamos con la noticia de casos de espionaje en las oficinas del club, ejemplo de lo que es Granada de lo que es el Granada Club de Fútbol. Esperamos que se solucione, bueno que se solucione eso y de camino el patrocinador y la ampliación de la Ciudad Deportiva … pero eso ya no depende de los que visten la rojiblanca y llevan con orgullo además de esfuerzo el escudo.

Keep Calm and Eterna Lucha

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies