Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

Positividad

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

Siempre que llegan las derrotas aparecen esos fantasmas disfrazados de negatividad, donde todo parece que es oscuro y que no has terminado de tocar fondo, que aún puedes caer más abajo. Lo que antes era verdor ahora es sombrío, donde antes todo se valora ahora se censura o se pone en duda.

Era difícil ir a Soria, visitar el estadio de Los Pajaritos, uno de esos campos pequeños y en el que el rival siempre pelea. Máxime con las circunstancias con las que se planteaba el partido por parte del Numancia, con una racha de 4 partidos sin ganar (dos empates y dos derrotas). El último encuentro, derrota contundente ante el Rayo Majadahonda por 4-0 y con Aritz López Garai, su entrenador, en entredicho.

Por su parte, el panorama del Granada tampoco era muy halagüeño de inicio, las bajas por sanción de Germán y por lesión de Montoro, dejaba a Diego Martínez con un XI en el que no podría contar con el capitán general de la defensa ni con el almirante de la nave rojiblanca. Además, se unía la problemática de no poder contar con Bernardo, el central que tenía que estar llamado a ocupar el centro de la defensa junto al sempiterno Jose Antonio Martínez. Así que Víctor Díaz volvía al centro de la defensa con Quini en el lateral derecho y Adri Castellano en la izquierda. El centro del campo se presentaba de más brega y oficio con Azzez y Fede, que volvía de sanción. Arriba los 3 tenores, Vadillo, Vico y Ojeda auxiliando a Ramos que entraba como titular por la sanción a Rodri.

Con este panorama el Granada jugó una primera parte decente, donde Azzez no llegó a un balón de Vico que podría haber adelantado al cuadro nazarí. El Numancia se estiraba en ocasiones y ponía en dudas sobre todo la defensa, la zona más incómoda y desorientada del equipo granadino, pero lo peor estaba por venir.

Tras el descanso y en apenas 10 minutos el Numancia se puso 2-0, en sendas ocasiones a balón parado. En la primera tras una falta lateral y Atienza acierta a tocar el esférico y desviarlo a la portería de Rui Silva. El segundo tanto, tras un penalti por manos de Jose Antonio Martinez, que mostraba un papelón para el resto del partido. El Granada tenía que tirar de heroica y la entrada de Puertas revitalizó un poco el choque, apretando el marcador al 2-1 final.

No fue el mejor partido del Granada, digamos que últimamente a los granadinistas les cuesta algo más o no muestra ese juego fluido que durante toda la temporada ha ido manifestando. Obviamente la baja de Montoro se nota en un equipo que necesita tener a su brújula, pero tras los resultados de la jornada el Granada sigue segundo. Solamente han recortado 1 punto sus rivales más directos y de cara a este sábado tiene su reválida. Como todo en la vida, siempre a la vuelta de la esquina hay una oportunidad de revancha y ahora toca derbi ante el Málaga.

El sábado en Los Cármenes llega la primera de las últimas 10 jornadas para finalizar la Liga 123. En este partido se recupera a Germán y habrá que esperar hasta última hora para conocer si el tobillo de Montoro le podrá dejar disputar el envite.

Hay que seguir creyendo a este equipo, nadie contaba con estar en la situación en la que se está y a todos nos ha sorprendido para bien. Por eso hay que estar ahora más que nunca al lado de Diego Martínez y sus jugadores, porque Keep Calm and Eterna Lucha

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies