Granada CF | Foto: Diario Ideal

Seguimos sumando puntos para conseguir un sueño

OPINIÓN GP | CRISTINA AYBAR @cristinaaybar10 | LA ILUSIÓN DEL SUR

Es una realidad que el empate de ayer fue un jarro de agua fría para el granadinismo, y no porque fuera un mal resultado, sino porque lo tuvimos tan cerca que cuando se nos escapó en los últimos minutos no nos lo podíamos creer. Y menos de la forma que pasó, un error del jugador que nunca falla, de Germán. Pero los futbolistas son personas y no máquinas, tras acertar prácticamente en todas las decisiones durante toda la temporada, el fallo del central se dio ayer en un escenario peculiar. Como ya dije, nada que reprocharle a semejante defensa. Germán es uno de los jugadores que transmiten todos los valores con los que los aficionados nos sentimos identificados, y como comento el míster, si fallamos, fallamos todos. Somos un equipo para todo, para lo bueno y para lo malo.

El partido disputado ayer en el Tartiere fue distinto a los encuentros que estamos acostumbrados a jugar o al menos así me lo pareció a mí. Empezó el encuentro quizás con menos tranquilidad y menos dominio de juego del que quisiéramos. El Oviedo presionaba constantemente dejando menos margen de maniobra al equipo andaluz. Llegó el descanso con el marcador a cero para ambos conjuntos y más de uno habría firmado el empate en ese momento.

Este pensamiento cambió conforme avanzaban los minutos de la segunda parte y el Granada CF empezaba a hacer su juego, a dominar el partido. Y así llegó el gol de Fede Vico. No se puede explicar la euforia que sentí tras ese tanto, y estoy segura de que todos sabéis a lo que me refiero. A partir de ahí, gracias al gol y al juego que estaba haciendo el conjunto de Diego Martínez, las pretensiones y pensamientos acerca del resultado empezaron a cambiar, teníamos que conseguir esos tres puntos como sea. Pero llegó el minuto 88 de juego y el conjunto asturiano consiguió el empate.

Hay que hacer referencia a la cantidad de tarjetas amarillas que se llevó el equipo en el partido de ayer. Algunas quizás merecidas, pero otras…

En total, nos trajimos a Granada un gol a favor, un gol en contra, un punto que sumamos al casillero y siete tarjetas amarillas. Todo aquel que viera el partido sabe sobradamente que el árbitro se equivocó de equipo al que sacarle amarillas. Aunque ya no se puede hacer nada, solo esperar que en los próximos encuentros no tengamos que prescindir de ninguno de nuestros jugadores por dicho motivo.

Algo bueno que sacamos también del partido de ayer fue que Ramos volvió a marcar. En fuera de juego dudoso, pero algo es algo.

A estas alturas de la competición sabemos que los errores se pagan caros y la jornada de ayer fue muestra de ello. Pudimos conseguir los tres puntos y sacarle una ventaja de 5 puntos al tercero en la clasificación y por tanto, rival directo, el Albacete. Y no solo pudimos sacarle ventaja al conjunto manchego, sino también al Mallorca, que viene apretando muy muy fuerte y uniéndose a la lucha por esa segunda plaza, al viaje con destino a primera división.

No pudimos aprovechar la oportunidad pero lo importante es que la suma de puntos en la clasificación sigue subiendo. Aunque quisiéramos que el Granada CF ganase todos los partidos que nos quedan hay que ser realistas y poner los pies sobre la tierra. Ganar todo no es imposible porque se puede dar todo tipo de combinaciones, pero sí es muy muy difícil. Ningún equipo de esta competición es pequeño, ningún equipo va a rendirse antes de la jornada 42 y por tanto, ningún equipo es fácil.

Solo queda pensar en el partido del viernes en casa, en Los Cármenes. Otra final que disputaremos esta vez contra el Tenerife de Oltra.

Vivamos el presente, saboreemos esos 68 puntos que tenemos. Hay que mirar atrás para ver el objetivo que teníamos a principio de temporada y comparar con lo que hemos conseguido 37 jornadas después. Y podemos mirar el futuro para ver dónde queremos estar. Pero nada más. No nos podemos obsesionar ni con uno ni con otro.

Seguimos descontando finales y ya solo nos quedan cinco. Tenemos la ventaja de que dependemos de nosotros para conseguir lo que queremos. Y otra ventaja más que tenemos es que de esas cinco finales que nos restan, tres de ellas son en nuestro campo, con nuestra gente. Hay que aprovecharlo. Tenemos que hacer de Los Cármenes un fortín, demostrar que esta afición se merece estar en primera división, porque el equipo lo está demostrando partido a partido. Es nuestro momento. Todos juntos podemos llegar muy lejos y agarrar con más fuerza que nunca ese pasaporte a la que dicen es la mejor liga del mundo.

Este equipo tiene ambición, ganas de ganar, coraje, actitud.

Esta plantilla y cuerpo técnico ha trabajado y está trabajando mucho para estar donde estamos, en una posición privilegiada que 21 de los 22 equipos que forman la segunda división querrían con todas sus fuerzas.

Este equipo nos ha vuelto a ilusionar, nos hace que disfrutemos con su juego como hace tiempo no lo hacíamos.

Este conjunto ha devuelto la esencia del Granada CF a sus aficionados. Solo por eso tenemos que ayudarles en lo que podamos, animarlos y aportar nuestro granito de arena hasta el último segundo del último partido que disputemos.

Son una familia, somos una familia.

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies