Málaga CF y Granada CF | Foto: Diario As

Un derbi cualquiera

OPINIÓN GP | FRANCISCO GONZÁLEZ GARCÍA | DESDE EL FONDO DE LA CÁRCEL

Escribo estas líneas mientras se juega un Málaga-Granada, el derbi más clásico de aquellos dorados sesenta de nuestro equipo en la primera división. Más no voy a recordar nada de aquello.

Utilizo lo del derbi como excusa para comentarles mi asombro por lo que ocurre en otro derbi, en el enfrentamiento más apasionado del futbol mundial que conozco, el Boca-River. Y además disputándose la Copa Libertadores, más o menos equivalente a la Copa de Europa. Digo más o menos pues el sistema de competición es distinto al europeo y en particular resulta llamativa la forma de disputar la final, a doble partido y sin valor doble de los goles en campo foráneo. Curioso y yo diría que excéntrico sistema.

Me pueden acusar de ser bastante “eurocéntrico”, y lo admito. No me deja de sorprender algunos sistemas de competición de las ligas en los países de Suramérica. Trofeos de apertura y cierre, puntuaciones compensadas por años, etc.

Y sobre todo la increíble pasión con la que se viven los encuentros, bueno por aquí también, pero sin poder controlar los violentos modos de sus aficiones cuando es muy sabido lo que podía ocurrir y lo que ocurre y ocurrió.

Hago referencia, claro, a la suspensión del partido de vuelta de la final de la Libertadores. Se va a convertir en la final más larga de la historia. Primero la lluvia aplaza el primer partido, posteriormente la violencia con el autobús de uno de los equipos, qué da igual cuál fuera, y por último la decisión de llevar el partido suspendido a otro lugar. Y no cualquiera, ni siquiera en otro campo de otra ciudad, ni de otro país, sino en otro continente, a miles de kilómetros y con un océano por medio. Ya puestos, ¿quién va a decir que un Girona-Barcelona no se pueda jugar en Nueva Zelanda?

Me pregunto si todo lo ocurrido en Buenos Aires no era previsible y evitable. Muy previsible y a evitar “de todas-todas”, permítanme la expresión. Todo lo demás y todo lo que traerá y acontecerá… se juega o no, se vengan a Madrid o no, etc, etc, etc… todo eso forma parte del espectáculo añadido y sobredimensionado con que se vive ahora eso que se llama postmodernidad, no, hiper-modernidad. ¿Y no lo sabían en Argentina? ¿Cuándo ese gran país va a dejar de ser la cantera de los equipos de Europa? ¿Y Uruguay o Chile o Brasil?

Y como dicen los que no entienden: ¿Cómo 22 “tios” en pantalón corto detrás de una pelota pueden armar tanto ruido? Pues sí. Aquí me tienen escribiendo sobre un partido que puede que no se juegue, y todo por no estar comiéndome las uñas mientras se juega otro partido, otro derbi, local, casi insignificante pero que me retrae a mi infancia. Estáis loco, “boludo”, que gritarían los argentinos. Y le hemos ganado al Málaga.

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies