Quini Marín, protagonista en su vuelta a los terrenos de juego y en su gol | Foto: Pepe Villoslada GCF

Un punto de fútbol, tres de coraje

OPINIÓN GP | CRISTINA AYBAR @cristinaaybar10 | LA ILUSIÓN DEL SUR

El fin de semana comenzaba con las sorpresas de la jornada. El Osasuna caía en Tenerife tras una remontada del equipo local. De ir ganando por dos goles de diferencia y pareciendo que iba a ser un partido fácil para los visitantes, finalmente el equipo de Oltra logró tres goles que dieron la victoria al conjunto tinerfeño. Resultado que beneficiaba al Granada CF independientemente de lo que éste hiciera en su partido. Muchos creíamos que el Osasuna iba a ser imparable y se ha demostrado que todos los equipos pinchan alguna vez dada la extrema competencia de esta división.

Ese mismo día también se dio otra de las sorpresas que anticipaba. El Depor empató en Riazor contra el Almería. Por lo que solo suma un punto. Resultado que también beneficiaba a nuestro equipo.

El sábado, el Albacete no falló y ganó su partido por tres goles de diferencia situándose así tercero y a dos puntos del ascenso directo.

Llegó el domingo, y por tanto, nuestro día. Era el momento de demostrar otra vez lo que somos y lo que podemos llegar a ser. El partido estaba marcado por las ausencias de jugadores de ambos equipos.

Empezó el encuentro con cierta superioridad por parte del Granada respecto al conjunto canario, pero como llevamos observando algunas jornadas, no tenemos el acierto que nos gustaría en la parte de arriba. Tampoco tenemos un delantero que se caracterice por ser goleador, ni Rodri que salió de titular, ni Ramos, que lo sustituyó en la segunda parte son jugadores goleadores. Siempre tienen que ser ayudados por los jugadores de ataque que últimamente no están demasiado finos. Tenemos que recuperarlos, como sea y cuanto antes, para así tener más oportunidades de marcar y por tanto, más goles.

Respecto a la defensa, otro partido más que no se le puede poner ninguna queja. Son un auténtico bloque que se entienden a la perfección y que cometen pocos errores. Personalmente, creo que si estamos donde estamos es gracias a ellos, en gran parte. Quini volvió de lesión y jugó en su banda debido a la sanción de Víctor Díaz, llevando ya tiempo jugando a pie cambiado por la lesión de Álex Martínez. En la otra banda aparecía Adri Castellano, otro jugador que pese a que ha tenido que salir a jugar prácticamente forzado por los sucesos en la plantilla (algo parecido a lo que le sucedió a Quini también), ha demostrado que es un jugadorazo, que se puede contar con él y que por mi parte, tiene toda la confianza del mundo.

Lo de nuestro portero ya viene siendo costumbre, y creo que no exagero cuando digo que tenemos el mejor portero de esta Segunda División. No tuvo exceso de trabajo pero hizo unos cuantos paradones que dejaron al Nuevo Los Cármenes con la boca abierta.

Otro de los mejores, sobretodo en la primera parte, fue Ramón Azeez. Junto con Montoro se le veía más suelto que las otras veces que lo había aparecido en el campo. Y hablando de Ángel Montoro, todos saben lo importante que es este jugador en nuestro equipo y poco parecía importarle el fútbol a Las Palmas cuando fueron a por él de forma exagerada, dándole golpes sin parar hasta que finalmente, tuvo que retirarse del terreno de juego incluso en camilla. Una gran pérdida para el equipo en el partido y en los envites futuros que tenga que perderse por lesión. Ojalá no sea para mucho tiempo y se recupere cuanto antes.

Y respecto al equipo visitante, una oportunidad de gol y un tanto que subió al marcador. Se podría decir que no vinieron a Granada a jugar al fútbol, si no a perder tiempo en cada ocasión que podían. Hacía mucho que no veía a un equipo así. Todos los conjuntos suelen perder tiempo cuando van ganando, pero es que éstos incluso cuando el marcador iba cero a cero, intentaban demorar el desarrollo del juego y de una forma exagerada.

Situación difícil para los rojiblancos y para los aficionados cuando se nos puso en contra el marcador, no quedaba mucho tiempo pero teníamos que intentar conseguir algún punto como fuese. Y ahí fue cuando el equipo supo reaccionar y se entregó al 200 por 100. Tiraron de coraje, de casta, de persistencia, de corazón y de la grada. Del cúmulo de todas estas circunstancias llegó el gol de Quini que puso el empate en el marcador.

Sin duda, no fue un partido fácil para nadie, pero eso lo sabíamos desde antes de empezar el compromiso. Todo aquel que me siga en Twitter sabrá lo que opino de cierto tema y que prefiero no darle más importancia.

Con lo que me quedo es que seguimos sumando. Tenemos 58 puntos, vamos segundos en la clasificación y a 2 puntos del líder, Osasuna. El Albacete se sitúa tercero con 56 puntos, seguido del Málaga con 54, Deportivo con 53 y Cádiz con 49.

Si estamos donde estamos es por algo. Pero que nadie se relaje, que nos quedan once finales de infarto en las que tenemos que dar lo mejor de nosotros, extraer el máximo de cada jugador, exprimir cada segundo de cada jornada y luchar siempre hasta el pitido final de cada partido. Quien piense que esta Liga 123 es fácil está muy pero que muy equivocado.

Yo confío en este equipo, yo creo en este equipo. Seguimos luchando.

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies