Estadio Los Cármenes | Desde Preferencia

Y van 20

OPINIÓN GP | RAÚL ZAMBRANO @RauLiLloZQ | DESDE PREFERENCIA

El partido ante el Mallorca llegaba justo al final de la jornada de Segunda División, esto es, los restantes 10 partidos de la jornada se habían celebrado.

Domingo a las 20.45 horas y de un partido a otro en Los Cármenes, el calor dejó paso al frío que corría por el estadio del Zaidín. Un partido con una gran carga emotiva, tras los desgraciados acontecimientos sucedidos en Sant Llorenç de Mallorca, tras unas riadas y sus lamentables consecuencias tanto humanas como patrimoniales. Con ese respeto se produjo el minuto de silencio que enmudeció el estadio.

En lo deportivo, el Granada volvió a la senda de la victoria, la novedad la entrada en el XI de nuevo de Pozo, un jugador que transmite algo distinto al resto de los jugadores. Rebosa un “pozo” de magia (permitirme el juego de palabras).

Pozo es el típico que en todas las “pachangas” de fútbol elegimos el primero en la selección de equipos. Sabemos que si no nos lo quitan, nos va a asegurar mucho, es el típico que no habla mucho, callado y que cuando coge el balón provoca en la grada esa sensación de que algo puede pasar. Si a eso se le une que se asocia y complementa con el resto de compañeros, aparece una obra de arte como el gol que dio la victoria.

Una jugada combinativa, Germán para Álex Martínez éste para Puertas, que se la devuelve y Álex encuentra a Vadillo que tras trastabillarse con el balón deja de taco para que Pozo haga magia.

A pesar del gol, el Mallorca de Vicente Moreno ofreció la mejor imagen como visitante en todo lo que llevamos de temporada. Supo jugar al Granada y puso en ocasiones en aprietos al cuadro de Diego Martínez. Sin lugar a dudas, debe de ser el ejemplo que en cada partido hay que picar piedra y remangarse, para eso está Fede San Emeterio, quién hace un juego silencioso pero efectivo. Éste lee los partidos perfectamente y está en el lugar adecuado, al igual que su pareja de baile en el centro del campo, Montoro. Ángel es el Fred Astaire del Granada el que hilvana las jugadas y el que da desahogo para la salida.

Van 20 puntos en 9 jornadas, una media de 2,22 puntos por partido, equipo más goleador de la categoría y segundos. Pinta bien la cosa para alcanzar la cifra de los 50 puntos cuanto antes y quién sabe más adelante. El hecho de ver toda la jornada disputarse antes, muestra la dificultad de cada partido, la situación de equipos como Sporting, Zaragoza, Oviedo … por eso hay que darle todo el mérito posible a lo que se está logrando.

El próximo partido es una vuelta al pasado más glorioso del Granada. La ciudad de Alcorcón, lugar en el que se logró cumplir un sueño que se perseguía quizás, durante excesivo tiempo y que ahora se trata de mantener esta alegría durante toda esta temporada, pero solamente se logrará si el equipo se sigue mostrando comprometido y serio en su trabajo…

Keep Calm and Eterna Lucha

Más publicaciones relacionadas

REDACCIÓN

Una herramienta de información de todo el deporte granadino. Para que puedas comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies